El multimillonario Elon Musk se ha sumado a la polémica de GameStop con varios tuits en los que afirma, entre otras cosas, que las operaciones en corto son una “estafa”, mostrando así su apoyo a los pequeños inversores que se coordinaron a través de Reddit para hacer subir las acciones de la compañía, provocando pérdidas millonarias a fondos de inversión de Wall Street.

La postura de Elon Musk

El CEO de SpaceX, Tesla, SolarCity Corporation, The Boring Company, OpenAI y Neuralink, publicó “no puedes vender casas que no posees, no puedes vender coches que no posees, pero puedes vender stocks que no posees. Las operaciones en corto son una estafa, legal solo por razones vestigiales”.

Elon Musk: "no puedes vender casas que no posees, no puedes vender coches que no posees, pero puedes vender stocks que no posees. Las operaciones en corto son una estafa legal solo por razones vestigiales".

Ese mismo día, Elon Musk, con una fortuna de más de 235.000 millones de dólares, tuiteó que hasta Discord, una aplicación de comunicaciones que cerró un foro popular entre los comerciantes de GameStop por lenguaje ofensivo, se estaba volviendo “corpo” (corporativa).

La polémica de GameStop es un choque generacional y un aviso a navegantes sobre quién controla los mercados, enfrentando a un ejército de inversores minoristas, muchos de ellos jóvenes nativos digitales, contra vendedores en corto de fondos, que habían apostado a que las acciones de GameStop caerían. Y en esta guerra, Elon Musk no está apoyando a Wall Street porque él mismo ha sufrido durante años cómo inversores poderosos apostaban a que las acciones de Tesla caerían.

Su  historial con los vendedores en corto

En 2018, el hombre más rico del mundo, agobiado por la presión de estos inversores y por fallos en su propia cadena de producción, comentó en Twitter que estaba considerando comprar y privatizar Tesla por 420 dólares la acción, por lo que fue demandado por la Comisión de Bolsa y Valores.

Por aquel entonces también criticó en una entrevista en The New York Times esto que él considera estafa que se mantiene legal “solo por razones vestigiales”, y que en España ha estado prohibido en diversos momentos (incluyendo la primera ola del Estado de Alarma).

Durante 2020 las acciones de Tesla, la única compañía cotizada que tiene Elon Musk, han ido aumentando progresivamente, incluso a pesar de las propias declaraciones de su CEO señalando que estaban “demasiado altas”, lo que ha llevado a que los vendedores en corto que apostaron contra ella hayan perdido aproximadamente 50.000 millones de dólares.

Share This