BBVA y CaixaBank han anunciado esta semana las cifras de los despidos que habrá en sus respectivos Expedientes de Regulación de Empleo, que alcanzan los 3.798 empleados en el primer banco, y los 8.291, en la entidad resultante de la absorción de Bankia.

Las cifras de BBVA

La dimensión de las cifras de BBVA alcanza al 12,6% de la plantilla, con un cierre de 530 sucursales, que suponen el 22% de su red.

Según datos aportados por el propio banco, de las 3.798 personas que se verán afectadas por el despido colectivo de BBVA, 3.025 operan en la red de sucursales. Los restantes 773 empleados están ubicados en los servicios centrales.

En cuanto a las sucursales, el mayor recorte tendría lugar en Cataluña (204), por delante de la zona centro (101 en Madrid y Castilla-La Mancha), la sur (76 en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla), noroeste (59 en Galicia, Asturias y Castilla y León), norte (41 en Euskadi, Cantabria, Navarra, La Rioja y Aragón), este (35 en Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia) y Canarias (14).

El sindicato Comisiones Obreras ha emitido un comunicado en el que denuncia que “la alta dirección mantiene e incrementa unos sueldos millonarios” y que lo anunciado “se trata de unas cifras y un planteamiento de salida insostenible y escandaloso, que se aleja de todo aquello que el banco ha querido hacer creer a la plantilla”, lo que les “lleva al camino de la movilización”.

Las cifras de CaixaBank

Por su parte, CaixaBank ha subrayado que el proceso de despidos se debe a “motivos productivos y organizativos, dadas las duplicidades y sinergias derivadas de la fusión y las circunstancias actuales del mercado“, y ha explicado los criterios que aplicarán.

Cifras de CaixaBank
CaixaBank ha mantenido ya la segunda reunión del periodo informal de consultas para el proceso de reestructuración de la entidad con la Representación Legal de los Trabajadores (RLT).

En primer lugar, habrá voluntariedad como preferencia, aunque “siempre teniendo como límite máximo el cupo de excedente identificado en cada territorio o área funcional y estableciendo medidas que eviten el desequilibrio generacional”. Esto supondrá que el porcentaje de mayores de 50 años no pueda superar la mitad de las salidas. El segundo criterio a aplicar será la meritocracia.

En cuanto a la propuesta de indemnización para las extinciones de contrato, se ha trasladado el compromiso de la entidad con un plan de recolocación y acompañamiento de todas las personas afectadas para facilitar su incorporación y adaptación a un nuevo puesto de trabajo.

Los trabajadores que permanezcan en CaixaBank verán sus condiciones laborales unificadas en los próximos meses, aunque mientras tanto conservarán las actuales. Se prevé, “como norma general”, que los empleados mantengan su remuneración actual, salvo que las nuevas condiciones acordadas supongan una mejora.

Share This